Ser aliado del frío para mantener nuestro peso

Ser aliado del frío para mantener nuestro peso

  1. Se acerca el maratón Guadalupe-Reyes, una carrera llena de ponche, tamales, postres y más, cuya única ganancia es ropa ajustada y lágrimas de arrepentimiento, en donde a menos que tengamos una voluntad muy grande, nunca faltarán los motivos tramposos que intenten alejarnos de nuestras metas.
  2. ¡Podemos evitarlo!, pero…¿cómo Huevo San Juan? Pues bien, tenemos muy claro que en esta época lo que menos queremos es salir y movernos, buscamos sólo comida caliente y abundante, sin embargo la clave está en hacernos grandes aliados del frío para quemar muchas calorías.
  3. Van nuestras sugerencias:
  4. Ejercicio en casa
  5. Si por el mal tiempo te es imposible salir a correr o dar una caminata, evita a toda costa encerrarte en tu “zona de confort”, lo ideal sería contar con una elíptica o bici estática y trabajar en ellos mientras miras tu serie favorita, pero si no cuentas con estos aparatos una rutina de 20 minutos con una cuerda de saltar podría ser de gran ayuda, con el frío nuestro cuerpo gastará más energía, por ende quemaremos mayor cantidad de grasa y de regalo entraremos en calor.
  6. También realizar las labores del hogar puede ayudar, checa este blog:http://bit.ly/FitnessenelHogarHSJ!
  7. Hidratación al máximo
  8. Usualmente con el frío no tenemos sed, razón que nos hace disminuir la cantidad de agua que bebemos, por tanto comenzamos a sentirnos cansados, tener más hambre, no eliminamos toxinas y por ende engordamos.
  9. ¿Qué hacer en este caso? Está bien si de vez en cuando te tomas un chocolatito caliente, ponche o el cafecito de olla, pero ellos no sustituyen los beneficios del agua natural, si tú como nosotros no eres fan, no queda más que hacernos amigos de las infusiones, tés como el rojo, blanco y el verde te ayudarán al máximo. No dudes también darle oportunidad a las sopas y caldos con verduras como la calabaza y espinacas que nos ayudarán a hidratarnos y sentir saciedad.
  10. Amigos del frío y de la disciplina
  11. Con las bajas temperaturas queremos incluso comer todo el día y en la cama como oso hibernando, afectando con esto nuestro metabolismo, por tanto debemos respetar nuestros horarios de comida, las porciones (para no comer demás) y tomarnos el tiempo necesario masticando cada bocado con tranquilidad y haciendo pausas, para contribuir a una mejor digestión y permitir que el aviso de saciedad llegue antes al cerebro, además las comidas en esta época ameritan disfrutarse con calma.
  12. Y por último no le tengas miedo a los platillos saludables en invierno, pueden ser igual de deliciosos que los convencionales, te permitirán no romper la dieta y alcanzar tus objetivos.
  13. ¡Huevo San Juan, calidad que cuida de ti!