Navidad sin resfríos

Navidad sin resfríos

Un ¡achuuuu!, y ya nos contagiamos,  para que esto NO pase en la época en la que todo debería ser risa, sabor y diversión,  debemos tomar las precauciones necesarias para mantener nuestro sistema inmunológico fuerte y reducir el riesgo de enfermarnos.

 

 Sigue estos consejos y vive la Navidad Saludable San Juan

 

Todo se basa en lo que comemos

Presta mucha atención a tus alimentos durante invierno, recuerda que en la dieta diaria no deben faltar las vitaminas A, B, C, así como el hierro suficiente para absorberlas y zinc. Es necesario comer espinacas, cebollas, manzanas ya que sus nutrientes ayudan a despejar nariz y bronquios. Ingiere naranjas, limones y kiwis que actúan como antihistamínicos naturales, aliviando la congestión nasal.

 

Manos 100% limpias

Los contagios suelen ser la mayoría de las veces por contacto directo, por lo que lavarse las manos frecuentemente es la clave para evitar esparcir gérmenes. De igual manera es súper importante no tocarse la cara con las manos, puesto que las mucosas de nariz, boca y ojos, son muy sensibles al contagio.

 

Abre las ventanas y deja entrar el aire.

Hace frío, de eso no hay duda pero es esencial ventilar la casa para que corra el aire y no se incuben bacterias en el hogar. De ser posible evita los espacios cerrados y concurridos pues suelen ser focos de infección.

 

Evita el estrés

Sabemos que durante las fiestas, con los preparativos y el caos en la ciudad, los nervios y la ansiedad están a la orden del día, pero… relájate. El estrés suele ser un enemigo de nuestro sistema inmune, por lo que debemos controlarnos, ser pacientes y dejar la que vida fluya.

 

Dormir y descansar

Muchos en estos días tienen vacaciones, que mejor que aprovechar el descanso nocturno para reparar los daños celulares que se sufren durante el día. Sí, hay fiestas, pero evita trasnochar demasiado y trata de conciliar un sueño de entre seis y ocho horas diarias.

 

 

Y por favor si ya no te libraste del resfrío, NO te automediques, , descansa, come bien, hidrátate y sigue siempre las instrucciones del médico.