Un nuevo mejor amigo

Un nuevo mejor amigo

El cúrcuma y el jengibre son dos tubérculos que están de moda en la gastronomía saludable y no es para más, pues los dos tienen numerosas propiedades terapéuticas, medicinales y nutricionales que si bien la mayoría no son conocidas a nivel popular son tan efectivas que vale la pena mencionarlas.

 

En está ocasión hablaremos primero del jengibre, una buena fuente de minerales como el potasio, hierro, magnesio, zinc, mucha vitamina E y ácido fólico. Entre sus beneficios encontramos que:

 

- Es considerado un termogénico o alimento generador de calor, consumirlo contribuye a acelerar el metabolismo.

 

- Disminuye los malestares digestivos al facilitar la transición intestinal y reducir la hinchazón abdominal, además alivia náuseas y mareos.

 

- Sus propiedades son capaces de reforzar el sistema inmunitario, combatiendo y contrarrestando los síntomas de la gripe, sinusitis e inflamaciones de garganta.

 

- Por su poder antiinflamatorio mejora la circulación sanguínea, transformándose así en un anticoagulante natural, reduciendo los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, aliviando dolores musculares y síntomas menstruales.

 

- ¡Es un excelente antioxidante!

 

Huevo San Juan, calidad que cuida de ti.