7 días sin estrés

7 días sin estrés

Hay días en que todo parece ir mal y nuestro cerebro trabaja tan rápido que tiende a dar vueltas y vueltas a asuntos que nos agobian, se suman nuestras preocupaciones y comenzamos a llenarnos de mala energía. Es esencial aprender a controlar nuestros pensamientos, para aprender a regular el estrés y enfocarnos a ser más positivos.

 

Por esto te acercamos una guía para siete días que te permitirá liberarte, relajarte y llevarte al bienestar.

 

Día 01

Es el día para perdonar, reflexiona en las personas que más aprecias: tu familia, lo que les ocurre, lo que les molesta de ti o lo que te molesta de ellas, respira hondo y comunícalo pensando siempre en tus palabras. Esto ayudará a que en futuras tensiones exista la confianza para solucionarlas hablando de manera tranquila y rápida.

 

Día 02

Momento de visualizar con la mente o como comúnmente decimos “pensar en cosas o lugares bonitos” como la montaña, la playa, el campo imágenes que te lleven a sentir tranquilidad. Expertos concluyen que imaginarse en escenarios relajantes pueden llevarte a la calma.

 

Día 03

Para repetir mantras positivos varias veces, frases pequeñas como: “Soy feliz”, “Soy Valiente” “Yo puedo”, ya que no son solo buenos para el autoestima y la motivación, también para la salud. Elige tu afirmación y tenla en mente para el momento que la necesites.

 

Día 04

Muévete como una persona feliz. Los expertos explican que los pensamientos determinan la forma de caminar y el modo en que lo hacemos da la clave sobre cómo nos sentimos por dentro, por lo tanto si nuestro andar es seguro, animado y relajado, acabaremos por sentirnos más felices.

 

Día 05

Be #mindfulness. El día cinco es para meditar, pues genera beneficios increíbles, uno de ellos encontrar la calma de manera rápida en las situaciones que más  necesitamos. Cuando se medita a conciencia plena reduces tus niveles de cortisol, la hormona del estrés, de manera que controlas la presión arterial alta, el dolor y el insomnio.

 

Día 06

Al llegar al día seis concéntrate y respira. Cuando la presión nos acecha, nos cegamos y no vemos que la solución a un problema es más sencilla de lo que pensábamos, ante esto lo mejor es tomarnos un segundo para respirar correctamente, inhalar y exhalar el aire para al instante sentirnos mejor, más ligeros y abrir nuestra mente.

 

Día 07

Soltarnos y relajar el cuerpo. Ante un problema nuestro cuerpo se tensa, por eso es necesario controlar con la mente el cuerpo. Existe una técnica llamada, relajación progresiva muscular, que combina el trabajo del cuerpo y la mente mediante la contracción y distensión sistemática de los músculos. Para realizarla se aconseja recostarse boca arriba, cerrar los ojos, concentrarse en la respiración y comenzar a relajar la parte alta del cuerpo, tensando los músculos durante un momento y luego soltarlos lentamente hasta llegar a los pies.

 

Pon en práctica esta guía de siete días, de manera repetitiva, para que tu mente se comience a acostumbrar y poco a poco sabrá como controlarse alejando de ella el estrés, los malos pensamientos y la negatividad.

 

¡Huevo San Juan, calidad que cuida de ti!