Tips para la sonrisa perfecta

Tips para la sonrisa perfecta

Al pasar el tiempo y por alimentos como el café, té, refrescos, el cigarro y otros factores como la incorrecta higiene, los dientes comienzan a verse amarillentos, más opacos, descuidados y con manchas. Es muy importante asistir al dentista por lo menos una vez cada seis meses, para contrarrestar todos estos efectos y tener esa sonrisa brillante e impecable, pero además de los tratamientos que ofrecen los odontólogos, existen recetas naturales y de muy bajo costo que puedes implementar.

Aquí van nuestras mejores remedios

Enjuague de limón

El limón posee propiedades antibacterianas y ácidas, por ello este cítrico es eficaz para quitar las manchas, reducir el sarro y tener un aliento más fresco. El modo de uso es el siguiente: corta un limón y extrae el jugo, mezcla con un poco de agua y realiza varios buches, igual que como lo harías con el enjuague bucal.

Vinagre de manzana

Sabemos que solo, no tiene el mejor sabor, pero este producto además de ser un excelente blanqueador, logra eliminar gérmenes y bacterias de la boca. Utilízalo de la siguiente forma: diluye una cucharada en abundante cantidad de agua y luego mézclalo con la pasta de dientes y cepíllalos de manera normal. Si aguantas el sabor también puede ser un enguaje.

Pule con bicarbonato de sodio

Digamos que es como el exfoliante de los dientes, ya que sirve para remover manchas y  bacterias. El método para este pulido dental es el siguiente: aplica una pizca sobre la pasta dental y luego cepilla normalmente o mezcla una cucharada con agua fría hasta crear una pasta homogénea y luego colócala en el cepillo de dientes. Sin embargo debes tomar en cuenta que no puedes utilizarlo más de tres veces por mes, porque en  exceso puede dañar el esmalte dental.

Cáscara de banana

Este es el remedio más raro, pero aunque no lo creas la parte blanca de la cáscara de plátano cuenta con un gran concentrado de ácido salicílico y ácido cítrico, ambas sustancias con poder blanqueador inimaginable y su uso es súper fácil, ya que únicamente tienes que tallar con esta parte tus dientes, esperar cinco minutos y enjuagar.

Pasta de fresas

El remedio más delicioso (yummy). Resulta que las fresas contienen ácido málico, un ingrediente que más que blanquear los dientes y ayudar a tener un aliento agradable,  elimina bacterias que pueden afectar el esmalte de los dientes. Para el remedio deberás triturar dos o tres fresas (para más efectividad puedes agregar una pizca de bicarbonato de sodio), una vez lista esta papilla, aplícala la pulpa en la dentadura, como si fuera una pasta, deja actuar varios minutos y enjuaga.

Con estos consejos muestra tu sonrisa al mundo y sé feliz. 

¡Huevo San Juan, calidad que cuida de ti!