Guía rápida del aceite de coco

Guía rápida del aceite de coco

Sabemos que el aceite de coco ha invadido el mercado de la comida saludable, pero, ¿sabes por qué ha sido tan exitoso? Conoce los beneficios que han hecho que este aceite haya destronado a los demás.

 

Tipo de grasa

Comencemos explicando que hay dos tipos de grasas: las saturadas y las insaturadas; las saturadas provienen generalmente de los animales; las insaturadas, de los vegetales.

 

Es importante recordar que las grasas son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo; por ejemplo, para la generación de energía, la formación de hormonas, el mantenimiento de la temperatura y la absorción de vitaminas, entre otras funciones.

 

A pesar de que el aceite de coco es de origen vegetal, es mayormente grasa saturada, aunque también cuenta con ácidos grasos insaturados en él.

 

Proceso de extracción

El aceite de coco se extrae prensando en frío la pulpa de los cocos, lo cual lo hace un proceso más natural, ya que no implica cambios drásticos de temperatura en el proceso, ni el uso de químicos. Para estar seguros que se extrajo de esta manera, es necesario consumir el aceite de coco “virgen”.

 

Al estar certificado como Virgen, mantendrá sus propiedades originales, sino, significa que ha sido refinado, blanqueado, desodorizado, mezclado o sufrido cualquier otro cambio y  sus propiedades pueden variar.

 

Un dato curioso es el aceite de coco denominado “extra” vírgen, ya que no representa ningún tipo de beneficio extra. A diferencia por ejemplo del aceite de oliva extra virgen que sí tiene una serie de características culinarias especiales en su olor y sabor que han sido certificadas por expertos.

 

Beneficios del aceite de coco

     Fortalece el sistema inmunológico.

     Es rico en ácidos grasos.

     Puede reducir tu apetito, ayudándote a comer menos porque genera una sensación de satisfacción.

     Protege el cabello del deterioro e hidrata la piel.

     Es resistente a altas temperaturas

     No se utiliza ningún químico en su extracción.

 

El aceite de coco ciertamente tiene beneficios muy claros para la salud tanto en su consumo en la cocina como fuera de ella. Y al ser resistente a las altas temperaturas nos ofrece una mayor variedad que el aceite de oliva para cocinar, sin embargo esto no significa que no podamos aprovechar los beneficios de otros aceites en distintas circunstancias. Seguiremos hablando un poco más acerca del aceite de coco en nuestra siguiente entrada de blog. Sigue al pendiente.