Cocina con aceite de coco en 7 sencillos pasos

Cocina con aceite de coco en 7 sencillos pasos

En nuestro blog anterior te hablamos acerca del aceite de coco y de algunos de sus beneficios: como que es rico en ácidos grasos, que puede ayudarte a reducir el apetito y que es muy natural, ya que durante su fabricación no  se aplican procedimientos químicos ni exposición a altas temperaturas.

 

Pero en esta ocasión queremos platicarte acerca de cómo lo puedes incluir en tu dieta regular. Antes de empezar tenemos que recalcar la importancia de escoger un aceite de coco virgen, puesto que es este el que mantiene las propiedades y beneficios originales, a diferencia de uno que no tenga la leyenda “virgen” en su etiqueta.

 

Ahora que hemos dejado esto claro, hablemos de cómo lo puedes utilizar en tu vida cotidiana:

 

1.    Puedes utilizarlo en lugar de cualquier otro tipo de aceite que usas para freír o saltear tus alimentos; es una excelente opción para cocinar por su alta resistencia al calor, además, le dará un delicioso tono dorado a tu comida y no absorberá tanto aceite como lo hacen los demás.

2.    Para tus ensaladas, en lugar de añadir otro aderezo, puedes tomar una cucharadita de aceite de coco y mezclarlo con tus vegetales favoritos, dándole un sabor exótico a tus platillos.

3.    Si eres amante de las barritas energéticas, puedes hacer tu versión casera con tus ingredientes favoritos, como la granola, la avena, las pasas o los cacahuates, entre otros. Y para hacer que permanezcan adheridos entre sí,  utiliza aceite de coco en lugar de mantequilla.

4.    También puedes preparar una versión más sana de un pastel o cualquier otro tipo de pan y utilizarlo en lugar de usar mantequilla. Y al ser un producto ya dulce, incluso puedes agregar una menor cantidad de azúcar.

5.    Al no perder sus beneficios con la temperatura, puedes añadirlo a tu café, té, chocolate o bebida caliente predilecta.

6.    Pruébalo en tus smoothies, malteadas o licuados. Si te encanta tomar estas bebidas durante el desayuno, échale una pequeña cucharadita para complementar la energía necesaria para tu día.

7.    Y para finalizar, si quieres darle un toque dulce a tus panes, intenta probarlos con un poco de aceite de coco en lugar de mantequilla o mermelada, verás que le dá un sabor muy especial.

Ahora sí, ya eres un experto en los usos de la cocina con aceite de coco. Recuerda antes de probarlo consultar a tu médico o nutriólogo para corroborar que este es adecuado para tu estado de salud.

Si quieres conocer un poco más acerca del aceite de coco, consulta nuestra guía rápida del aceite de coco.